La Bolsa De Agua Caliente

Extracto del Boletín Semanal


Octubre 23, 2016

“Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.” Isaías 65:24

Después había las vendas de punto para los pacientes leprosos, y los niños mostraron un leve aburrimiento. Luego venía una caja de pasas mixtas con pasas de Esmirna -estas harían una porción para el pan del fin de semana.

A continuación, cuando volví a meter la mano, pensé ¿…estoy sintiendo lo que en realidad es? Agarré y saqué si, una bolsa para agua caliente, nueva.

Lloré. No le había pedido a Dios que me la enviara; porque realmente no creí que Él pudiera hacerlo.

Ruth estaba al frente de la fila que formaban los niños. Ella se abalanzó, afirmando, “¡Si Dios nos envió la bolsa, debió mandarnos también la muñeca!”

Hurgando hasta el fondo de la caja, ella sacó la muñeca pequeña y bellamente vestida. ¡Sus ojos brillaron!¡Ella nunca dudó!

Viendo hacia mi, preguntó:¿Puedo ir con usted y darle esta muñeca a la niña para que ella sepa que Jesús la ama en realidad?

El paquete había estado en camino por cinco meses completos.

Empacado por mis antiguos alumnos de la escuela dominical, cuyo líder había escuchado y obedecido a Dios urgiéndole a enviar una bolsa para agua caliente, a pesar de que iba para el ecuador geográfico.

Y una de las niñas había puesto una muñeca para una niña africana cinco meses antes, en respuesta a la oradora de diez años que creyó y pidió que lo trajera esa tarde.

“Antes de que pidan, yo responderé” (Isaías 65:24).

Esta asombrosa oración toma menos de un minuto. Cuando usted recibe esto, es todo lo que tiene que hacer. No hay ataduras.

Sólo envía esto a quien quiera que desees -pero envíalo. Orar es uno de los mejores dones que recibimos. No tiene costo y trae muchas recompensas.

Sigamos orando el uno por el otro:
Padre, te pido que bendigas a mis amigos que están leyendo esto ahora mismo. Te pido que ministres a sus espíritus en este preciso momento. Donde haya dolor, dales Tu Paz y Amor.
Donde haya duda, libera una confianza renovada que trabaje en ellos.
Donde haya cansancio o estén exhaustos, te pido que les des entendimiento, guía, y fortaleza para que ellos aprendan la sumisión a Tu liderazgo.
Donde hay estancamiento espiritual, te pido los renueves revelando tu cercanía, y trazándoles una intimidad más grande hacia Ti.
Donde hay temor, revela Tu amor, y libera Tu coraje hacia ellos.
Donde hay pecado, revélaselos, y rompe su atadura sobre la vida de mis amigos.
Bendice sus finanzas, dales mayor visión, y levanta líderes y amigos que los apoyen y les den coraje.
Te pido estas cosas en el nombre de Jesús. Amen.

Comparte este mensaje a cualquier persona que consideres tú amigo o amiga traerá bendiciones para ambos.
Comparte este mensaje a cualquier persona que no consideres tú amigo o amiga es algo que Cristo haría.

!!No le pidas al Señor que guíe tus pasos si no tienes intención de mover tus pies”

Que Dios os re-bendiga setenta veces siete en el Nombre de Jesús de Nazaret.

Autor – Pastor Miguel Atalaya